Diagnosticado con deuda: La mayoria de Americanos se enfrentan dificultades financieras por las facturas médicas impagadas

La deuda médica es una de las más altas para las familias que viven en comunidades de bajos ingresos en el Sur

Escucha este artículo en Español aqui:

InvestigateTV -Diálisis. Quimioterapia. Un brazo roto. Todos los días los estadounidenses toman decisiones críticas sobre la atención médica. Para algunos, esas decisiones causan miles de dólares de deuda.

Más del 17% de los americanos tenían una factura médica pendiente en colección en el 2020, según un nuevo estudio del Journal of American Medical Association.

La factura típica de varios procedimientos fue de más de $2,000 dólares en el último año. En general, uno de cada tres adultos estadounidenses tiene alguna deuda médica, según Healthcare.com.

Los expertos que han hablado con InvestigateTV afirman que las facturas medicas pueden causar malas puntaciones de crédito, embargo de salario, hasta ansiedad.

Esa ansiedad la conoce bien Rochelle Jordan, madre soltera de cuatro hijos que vive en Phoenix, Arizona. En camino al trabajo en el 2012, Jordan dijo que de repente se sintió mareada, lo que llevo a su amiga a llamar a los paramédicos. Una ambulancia la llevo a un hospital cercano para atención.

Aunque Jordan dijo que no recuerda cual fue su diagnostico ese día, no se olvidó la factura de su visita de emergencia.

“Creo que la factura decía 3,000 dólares,” dijo Jordan. “Nada más ir a una consulta al doctor es mucho dinero, y pienso ‘¿cómo podemos pagar por esto?’”

Según Affordable Health Insurance uno de cada cuatro americanos tiene una deuda medica de más de 10,000 dólares.

Jordan trabaja en un restaurante de comida rápida para mantener a su familia. En los próximos nueve años Jordan dice que la deuda pesaba sobre su cabeza.

“Necesito buen crédito para que mis hijos y yo podremos tener un lugar donde quedarnos,” dijo Jordan.

La preocupación de Jordan por cuentas medicas impagadas afectando su puntación de crédito no es de sorpresa, especialmente si esos bilés terminan en colección. Acuerdo a la Oficina de Protección Financiera del Consumidor, las deudas medicas representan el 58% de todas las facturas en colección, lo que significa que tienen al menos 90 días de retraso.

Deuda en todo el país

A nivel nacional, 14% de americanos tienen facturas medicas en colecciones.

Ese porcentaje no incluye todas las facturas medicas que se deben a los proveedores de salud, sino las que se venden a las agencias de colección.

En general, los americanos que tienen deudas medicas en colección deben un promedio de $700 acuerdo a Urban Institute, una organización de investigación sin fines de lucro que diseño un mapa para identificar deuda medica en los EE. UU.

Click aquí para explorar el mapa interactivo

Su analice enseña que 15.3% de los residentes de Arizona como Jordan tienen una deuda medica en sus informes de crédito desde el pasado Agosto.

Los mismos datos muestran que uno de cada cuatro habitantes de Virginia Occidental tiene una deuda medica en proceso de cobro.

Carolina del Sur, Oklahoma, Luisiana, y Texas tiene los porcentajes mas altos de deuda en colecciones. En Georgia, es el 19% de la población.

El Departamento de Salud y Servicios Humanos de EE.UU. publico un informe en febrero que decía que millones de familias negras de ingresos bajos y medios inscritas en los mercados de seguros de salud vieron sus primas reducidas o eliminadas debido al Plan Americano de Rescate.

En Wyoming el 28.1% de las comunidades de color son propensas a acumular deudas medicas en los cobros en comparación con las comunidades blancas.

Ayuda de organización sin fines de lucro

Algunos estadunidenses están encontrando alivio en una manera diferente: una organización fundada por ex cobradores de deudas con meta de borrar deudas médicas.

En el 2014, Craig Antico y Jerry Ashton son estos antiguos cobradores crearon la organización sin fines de lucro. RIP Medical Debt ayuda a pagar las deudas medicas de los estadunidenses con bajos ingresos.

La agencia da alivio a deudas utilizando donaciones para comprar grandes cantidades de deudas medicas de hospitales y agencias de colección con el objetivo de ayudar a las personas con problemas financieros.

“Es la causa numero uno de quiebra en todo el país,” dijo Allison Sesso, directora ejecutiva de RIP Medical Debt. “Es algo que afecta americanos todos los días. Nadia es libre de él.”

Según Sesso, conexiones en la industria de salud ayuda a la organización identificar hospitales y proveedores médicos con grandes deudas pendientes. Entonces RIP Medical Debt comprara la deuda de los hospitales.

A continuación, selecciona al azar a las familias más necesitadas – los que ganan menos de dos veces el nivel federal de pobreza y les suprime la deuda.

Las personas seleccionadas para la ayuda no lo saben hasta que reciben una carta por correo de RIP Medical Debt que dice en parte que “ya no tienen ninguna obligación de pagar [su] deuda a nadie, en ningún momento futuro.”

Rochelle Jordan de Arizona recibió una de esas cartas.

“Es como un regalo, ya sabes, como la Navidad,” dijo Jordan. “No sabes lo que es hasta que lo abres.”

Como no hay formar de solicitar ayuda a una organización como RIP Medical Debt, Jordan sabe que es una de las afortunadas.

“Esta es la sonrisa de una persona que se alegra de haber saldado esa deuda”.

Desde el 2014, RIP Medical Debt ha pagado unos 6,000 millones.

Contribuciones a la campaña

RIP Medical Debt no solo es una organización nacional, sino que trabaja con organizadores locales como Rita Krenz.

Como paramédico de vuelo de cuidados intensivos en Virginia, sabe que un viaje inesperado al hospital puede dejar a una persona con una deuda financiera abrumador.

“Una ambulancia va a enviar una factura, el servicio de urgencias envía una factura, el radiólogo que lee tus TAC y tus radiografías probablemente va a envira una factura,” dijo Krenz.

Ella dijo que esta orgullose del sistema de salud de este país, pero que entiende la carga financiera que puede causar. E Virginia, su estado natal el 16% de las personas tienen deudas medicas en proceso de cobro.

Krenz dijo que fue entonces cuando decidió hacer algo al respecto.

“Empecé a darme cuenta del impacto que puede tener una pequeña deuda,” dijo Krenz.

Después de pasar meses investigando, Krenz dijo que se entere de que RIP Medical Debt ayuda a personas como ella a iniciar campanas locales en zonas seleccionades de todo el país donde quieren ayudar a liminar la deuda médica.

La campana de Krenz se lanzo en septiembre de 2020 con el objetivo de recaudar 15,00 dólares.

Al principio ella pensó que esa cifra era demasiado grande. Pero familiares, amigos y donantes anónimos la ayudaron a superar esa cantidad inicial y hasta la fecha ha recaudado casi 32.000 dólares. Las donaciones han contribuido a eliminar deudas en varios condados en los que ella trabaja: Albermarle, Augusta, Rockingham, Fluvanna, Charlottesville (cuidad), Buckingham, Nelson y Page.

“Me los imagino abriendo el buzón y recibiendo esta carta y quizás sintiendo un poco de alivio. Una carga levantada,” dijo Krenz.

Defensa de la deuda medica

Chris Van Haren trabajo durante dos décadas como farmacéutica en Madison, Wisconsin. Vio de primera mano el impacto que las facturas tiene en sus pacientes.

En el 2019, camio de profesión y se convirtió en defensora médica, abriendo su propia agencia de consultación de defensa médica, “A Better Way Advocacy.” Los médicos defensores trabajan con las familias para educarlas sobre como navegar el sistema de salud.

El objetivo presencial de Van Haren es ayudar a las familias con preguntas sobre su seguro y como presentar una apelación. Ella dijo que la necesidad de defensores de salud ha crecido en largo medio, y que el país se encuentra en una crisis de deuda médica.

“Cuando GoFundMe es la principal forma en que la gente paga sus facturas médicas, sabemos que estamos en problema,” dijo Van Haren.

Ella afirma que la alfabetización de salud es donde los pacientes sufren mayor. Van Haren dijo que los clientes que ella consulta pasan el mayor trabajo entiendo su póliza de seguro y a menudo pasan por alto las lagunas de su plan de salud. Ella dice que a veces pueden pagar una factura innecesaria.

“Lo que suele ocurrir es que recibimos esa primera factura y no tiene sentido. Y nos abruma tanto que la dejamos al lado y pesamos que me encargare de eso mas adelante,” dijo Van Haren.

El 11 de abril, la Casa Blanca anunció un plan multifacético con “acciones para proteger a los consumidores y disminuir la carga de la deuda médica en las familias estadounidenses”. Varias de las medidas están orientadas a aliviar el impacto de las deudas médicas en las puntuaciones de crédito, junto con una ayuda especial dirigida a los veteranos con deudas médicas pendientes.

Al nivel federal se están estableciendo nuevas medidas para ayudar con la deuda médicas. La ley No Surprises Act pasado en el 2021, crea nuevas protecciones federales contra las facturas medicas que llegan de sorpresa a las familias. El propósito es ofrecer transparencia a los pacientes en caso de una emergencia.

Los planes de salud privados están ahora obligados a cubrir las facturas medicas de sorpresa por una emergencia. Eso incluye los servicios de ambulancia aérea y las facturas dentro y fuera de la red.

Para estar al día con estos nuevos cambios, Van Haren surgiere de que las familias con seguro medico se tomen el tiempo necesario para entender su plan de seguro, los copagos y los hospitales que están dentro y fuera de la red.

Las familias que no estén familiarizadas con sus facturas y los cargos deben llamar al departamento de factura del hospital o a la consulta de su medico para hablar con alguien que les guie en el proceso.

Los médicos, hospitales, y clínicas también tienen sus propios contratos con las compañías de seguros. Haren sugiere preguntar que podría cubrir el seguro.

Acceso a los defensores médicos

La defensa del paciente es una profesión que se está expandiendo. Hay defensores todo el país que le pueden dar respuesta a las familias. Según Zippia, un sitio de búsqueda de empleo, más de 51,000 trabajos serán creados en los próximos 10 años.

“Se proactivo, realmente tienes que serlo,” dijo Van Haren. “Es tu salud. Por desgracias, nadie se va a ocupar de ella si no lo haces. Tenemos leyes para eso. Tenemos legislación vigente. Tenemos defensores del paciente disponibles.”

En el 2018, la Junta de Certificación del Defensor del Paciente creo una certificación para los defensores del paciente que buscan ayudar a las familias a navegar por el sistema de salud.

Organizaciones como el Greater National Advocates y AdvoConnection Directory pueden dar a las familias acceso a una red de defensores de pacientes independientes. Los precios de los servicios pueden variar de un estado a otro.

También hay algunas organizaciones de defensa pro-bono. Patient Advocacy Foundation, The Care Partner Project y el Center for Patient Partnerships de la Universidad de Wisconsin-Madison ofrecen servicios de defensa gratuita y recursos para las familias.

Los americanos gastan más de 3.5 billones de dólares en atención medica en el 2017, según un informe de la Fundación de Cuidado de Salud de California. Ese mismo informe prevé que los gastos de atención medica aumenten hasta los 6 billones de dólares en el 2027.

El impacto de la deuda medica pendiente en las puntuaciones de crédito disminuirá durante el próximo año. Un reciente comunicado de prensa dijo que en el 2023 las tres agencias principales de crédito (Equifax. TransUnion y Experian) dejaran de reportar las deudas medicas de menos de 500 dólares.

RIP Medical Debt ve esto como un alivio critico para las personas que han sido “diagnosticadas con deudas”. En un comunicado dijeron: “RIP Medical Debt celebra este cambio que ayudara a millones de personas – esta corrección del curso es bienvenida pero atrasada.”

Editado por Vanesa Olvera

Daniela Molina

Daniela Molina

Daniela is a bilingual investigative producer for InvestigateTV.

Rachel DePompa

Rachel DePompa

Rachel DePompa is NBC12's On Your Side Investigator. Before joining WWBT in March of 2008 Rachel worked in Roanoke, Bristol and Harrisonburg.